Caravana a las Cañadas 1.910


Vemos nevados el Teide y Montaña Blanca por los días de frío de aquella primavera de 1910.

La caravana que marcha por la llanura estaba formada -entre fisiólogos y astrónomos- por los 14 científicos que formaban parte de la expedición que llegó a Tenerife a bordo del König Friedrich August en mayo de 1910.

Se dirigían a la Montaña de Guajara, a 2715 metros de altitud, para levantar su campamento e improvisar un laboratorio donde observar la atmósfera, estudiar la meteorológía y realizar experimentos de tipo fisiológico.

Tuvieron que contratar arrieros y ayudarse de mulas para subir a Las Cañadas las cajas con instrumentos y el equipaje: más de 1200 kilos de peso que marcaban el paso lento de ascenso hacia la cumbre.

Permanecerían allí más de tres meses, en un lugar que sintieron como salvaje y extraño: el suelo amarillo, blando y crujiente de piedra pómez, el sol deslumbrante como un relámpago derritiendo las agujas de hielo de las montañas, el silencio roto sólo por el crujido de las pisadas y el tintineo cristalino del roce con las retamas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s