Canto al vino, poema de don Raúl Fumero Fumero


Vino, mágico licor,

con tu embrujado misterio,

haces risueño al mas serio

y al más callado hablador.

A cualquiera haces cantor,

al mas torpe, inteligente,

al despistado, consciente,

amistoso al mas huraño

esplendido al más tacaño

y al más cobarde valiente

Tienes la gran cualidad

de hacer las horas amenas,

de mitigar las penas

a la triste Humanidad.

¡ Amenizador de fiestas

de emperadores y reyes !

¡ Inspirador de las leyes !

¡ Ejecutor de las gestas !

Tienes que ser el mejor

pues te vemos consagrado

en la misa, y transformado

en sangre del Redentor.

Los santos ya te bebían

pues la historia ya lo dijo,

cuando el Señor te bendijo

es que a mano te tenia

Hay licores a millares,

pero tu eres el mejor,

eres, único licor

que se bebe en los altares.

Es liberal en su ley,

lo mismo se bebe vino

en casa de un campesino

que en el palacio de un rey.

Y no mengua su decoro

bebido por un cacharro,

o una mazata de barro,

como en un vaso de oro.

Nos invades con presteza

al derecho y al revés

y te bajas a los pies

y subes a la cabeza

Y nos haces ver las cosas

mas bellas de lo que son

que la mas fea visión

la vemos, color de rosas.

¿Que debemos en las ventas?

¿Que la cosa esta apurada?

Con una “media tajada”

yo saldo todas las cuentas

Mi mujer llena de gozo

no se opone si yo empino

dice, que si bebo vino

me vuelvo mas cariñoso.

Asegura, y con razón

cuando vamos a la cama,

que mi espíritu se inflama

y me hago mas juguetón.

Si al hablar no encuentro modos,

o si estoy torpe o cohibido,

después de haberle bebido

hablo, hasta los codos.

Si con exceso te bebo

¿que hipnotismo te dio Dios?

tienes embrujo, yo creo,

miro una cosa y la veo

multiplicada por dos.

Aunque misterioso parezca

es mi gran compensador.

¿Que hay frío? me da calor.

¿Que hay calor? pues, me refresca.

Y digo con claridad

auditorio que me escuchas,

Yo al vino le debo muchas

horas de felicidad.

Y grito con todo tino.

¡Viva el lagar, los toneles,

y todo aquello que tiene

olor o sabor a vino!

Pues el día que yo empino

el codo, y el vaso junto,

mi tristeza cambia al punto

en risas y diversión,

y aunque soy un pobretón,

soy el mas rico del mundo.

Anuncios

2 pensamientos en “Canto al vino, poema de don Raúl Fumero Fumero”

  1. Hace más de veinticinco años estuve en casa de D. Raúl, buscábamos al poeta del que todos hablaban.
    Me quedé sorprendido primero con su calidad humana y luego con la de su poesía. Cuanta cultura albergaba don Raúl.
    Fué un honor haberle conocido…con el tiempo me apoyé en esta poesía sobre el vino para escribir una canción que más tarde fué musicada y grabada por el Grupo Garoé en su disco El Vino.
    Gracias D. Raúl Fumero….

  2. Maravilloso poema Maestro.Este poema suyo dedicado al vino.
    Yo que soy un aprendiz de poeta, ante Usted me quito el sombrero.Reciva un gran saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s