El Jardín Botánico Viera y Clavijo (Gran Canaria) lidera un estudio sobre conservación de las floras insulares del mundo


El trabajo analiza datos sobre 53 archipiélagos que contienen unas 10.000 especies de plantas endémicas

El Jardín Botánico Canario ‘Viera y Clavijo’ del Cabildo de Gran Canaria ha liderado una investigación pionera sobre la conservación de las floras insulares del mundo, cuyo coordinador ha sido el doctor Juli Caujapé Castells, investigador del propio Jardín Canario, y en ella han colaborado otros once destacados investigadores internacionales.

En el entorno geográfico de Canarias, también participan el doctor Arnoldo Santos Guerra (del Jardín de Aclimatación de La Orotava-ICIA en Tenerife), y
especialistas en la conservación de la flora terrestre de los otros cuatro archipiélagos macaronésicos (Açores, Madeira, Selvagens y Cabo Verde).

La investigación recopila y contrasta datos sobre la biodiversidad terrestre de 53 archipiélagos del mundo, que contienen unas 10.000 especies de plantas endémicas. Las conclusiones de estos análisis se publicaron a principios de abril, en un número especial de la prestigiosa revista científica ‘Perspectives in Plant Ecology, Evolution and Systematics’.

Los resultados son alarmantes. Puede haber entre 3.500 y 6.800 especies de plantas insulares amenazadas, de las cuales, entre 2.000 y 2.800 estarían al borde de la extinción. “Y seguramente nos quedamos cortos —reconoce Caujapé— porque en muchos archipiélagos del mundo la falta de investigación básica sobre la flora terrestre es otro factor de riesgo”.

Además, los autores evalúan muy detalladamente el impacto de 13 factores de amenaza en diez archipiélagos (entre ellos Canarias), y revisan críticamente la literatura científica más relevante sobre diferentes aspectos de la conservación de plantas insulares.

Caujapé explicó que, según sus análisis, “la situación de conservación de las plantas endémicas insulares es grave”. “Los medios con los que contamos para mitigar las amenazas son, en general, escasos, y existen nuevas variables que están rápidamente constituyéndose en importantes factores de riesgo globales, pero en especial en las islas más pequeñas”, añadió.

En cuanto a Canarias, este investigador señaló que “aunque se prevé que los impactos del cambio climático serán muy considerables, son también difíciles de cuantificar con los datos de los que disponemos hoy”. “Los mayores riesgos actuales para la supervivencia de la flora endémica son los vertebrados introducidos, las especies de plantas invasoras, y la destrucción del hábitat provocada por el crecimiento demográfico y económico de las islas, en muchos casos asociado al desarrollo insostenible”, apostilló.

La investigación también concluye la necesidad urgente de crear una red planetaria de colaboración científica para compartir conocimientos y experiencias, discutir retos comunes, y formular objetivos y políticas de conservación multi-disciplinarios. La creación de esta red contará con el apoyo de la BGCI (Botanic Gardens Conservation International), y va a proponerse oficialmente en el IV Congreso Mundial de Jardines Botánicos, que se celebrará en Dublín el próximo mes de Junio, y donde el Jardín Canario tendrá una activa participación.

LA INCANSABLE LABOR DEL JARDÍN CANARIO

Desde su fundación en 1952, el Jardín Botánico Canario ‘Viera y Clavijo’ es la institución de referencia en la isla de Gran Canaria para la caracterización, investigación y conservación de la biodiversidad vegetal terrestre del archipiélago y de Macaronesia. Este año conmemora el centenario del nacimiento de su fundador, el botánico sueco E. R. Sventenius.

Los departamentos de investigación del Jardín lideran numerosos proyectos sobre los orígenes, evolución y conservación de la flora canaria. Además, el centro dedica gran parte de su labor a la educación ambiental sobre la biodiversidad y su preservación. El Jardín Canario también conserva colecciones vivas únicas en el mundo, y atesora conocimientos hortícolas que pueden ser la clave para que algunas de las especies más amenazadas sobrevivan si desaparecen sus hábitats. Y como administración local, contribuye con todos estos conocimientos a la conservación de los espacios naturales de la isla de Gran Canaria cuya gestión depende del Cabildo.

“Lo que también es cierto —admite Caujapé— es que algunas de estas dimensiones de actuación son solamente conocidas internacionalmente, o por especialistas. Aunque esto sea un claro motivo de satisfacción, muchas personas todavía conciben el Jardín solamente como un excepcional parque temático sobre la incomparable biodiversidad vegetal canaria, y se sorprenden al visitar las instalaciones científico-técnicas del centro (que también son excepcionales), o al conocer el profundo alcance de su actividad dentro y fuera de nuestras fronteras”.

Por citar sólo dos ejemplos, el Jardín Canario es el impulsor de la estrategia mundial de conservación de la flora terrestre, o que en 2006 convocó una reunión de especialistas internacionales que elaboraron la llamada Segunda declaración de Gran Canaria, que es hoy el referente de cabecera sobre conservación de la biodiversidad vegetal frente al cambio climático. Fuente: EUROPA PRESS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s