Poesía de doña Rosenda


Vilaflor está en un hoyo

y lo abrasan sus montañas

es un pueblo muy pequeño

pero el más alto de España

y por ser tan singular

envidia al mundo entero

que no hay un pueblo en el mundo

que tenga puesto un sombrero

ni tenga el Reloj del Sol

ni los preciosos molinos

y al lado la Catedral

con tres cipreses erguidos.

Y una plaza tan hermosa

rodeada de eucaliptos

con sus bancos de madera

para sentarse los niños.

Y por detrás de la iglesia

ruinas del Convento viejo.

Ahí van a hacer el santuario

al beato Hermano Pedro.

Más arriba Fuente Alta

y la casa parroquial

y después está el Choriilo

donde íbamos a lavar.

Y Vilaflor también tiene

aquél pino milenario

que está en el lomo gordo

a la vera del barranco.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑