Poesía de doña Rosenda


El día 8 de Noviembre

A la puesta de sol

Bajo este pino gigante

El cáliz al cielo se alzó

Para bendecir la tierra

Que Hermano Pedro pisaba

Donde dejó su recuerdo,

Donde cuidaba sus cabras.

Vino un joven misionero

Que llego a Guatemala

A decir la primera misa

En estas altas montañas.

Una mesita de altar

Y los niños sentaditos,

Los mayores de pie

Fue la misa en los Llanitos.

Junto a esta casa de piedras

Ya solo quedan ruinas,

Que al estar ignorada

Nadie la santifica.

Hacen fiestas en la cueva

Y también en Vilaflor

Lo celebran en Ifonche

Pero en los Llanitos no.

En las ruinas de esta casa hay un secreto misterio

Y Vilaflor la bendice

Al ser del Hermano Pedro.

Adornando la verdad

De nuestro humilde hermanito,

En el Médano una cueva

Y un pino en los Llanitos

Vilaflor aquí le hará

Un santuario

Muy pequeño

Para venir a rezar

Al Beato Hermano Pedro.

Un pensamiento en “Poesía de doña Rosenda”

  1. Guancles Manceyes Bethancourt cuantos somos decendientes de apellidos Guanches Bencomo Gonzalez Hernandez Perez Bello Marrereo Mena Fraga Rodriguez Y ni te digo de los entrunquez la lista no terminaria por entos lares quedo bien arraiga la religion Obispo Hernandes Mis primos Gonzalez, Perez Gonzalez Torres Muchos son los que siguieron la ruta del Hermano Pedro seran los genes del santo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s