“Dicen que han matado al marqués”… “¡Eso dicen!”


Alonso Chirino, marqués de la Fuente de Las Palmas, halló la muerte el 17 de noviembre de 1840, sin que se haya esclarecido su asesinato.

Corría el año de 1840. Alonso Chirino del Hoyo, de 48 años, era un hombre arrogante y todopoderoso que dominaba buena parte del Sur de Tenerife.
Descendiente de la casa Soler, el marqués de la Fuente de Las Palmas, caballero de la Orden de Montesa y coronel de Milicias, recibió sepultura el 21 de noviembre, después de que el 17 de ese mismo mes muriera asesinado.

La muerte le sobrevino, según cuentan las crónicas de la época, cuya versión se fue enriqueciendo con la tradición oral de la zona, al atardecer, cuando 12 hombres enmascarados le salieron al paso y lo ajusticiaron.

Sin que nunca se aclarara la identidad de los asesinos ni el móvil que motivó su acción. No queda claro en las crónicas si Alonso Chirino volvía de Vilaflor con dirección a Granadilla o si su trayecto era en sentido contrario. Lo que sí se relata es que expiró en el lugar conocido como la Cruz de Juan Bello, y que cuando se le preguntaba a los habitantes de la comarca sobre el asunto las respuestas siempre estaban cargadas de socarronería. De hecho, dicen que unos vecinos se hacían los distraídos y le comentaban a los otros. SIGUE LEYENDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s